Acura Integra Type S: Más potente y más sutil que un Civic Type R

   
Acura Integra Type S

El nuevo Integra Type S es el primer compacto deportivo de la marca en casi 20 años, con frenos Brembo, suspensión adaptativa y caja manual.

Tomó más de lo que hubiéramos esperado, pero Acura finalmente tiene en el nuevo Integra Type S a un rival para compactos deportivos alemanes como el BMW M235i Gran Coupé o el Audi S3, aunque con un giro que lo hace muy especial. Estando basado en el Civic Type R, comparte la mecánica y chasis, además de que ofrece una caja manual que no se puede tener ni en el BMW ni en el Audi.

Con el mismo motor de 2.0 litros turbo del Civic Type R, Acura logró extraer algunos caballos más, dejándolo en 320 hp y 310 lb-pie de torque, un incremento de cinco caballos respecto del Honda y con idéntico par motor.

Acura Integra Type S

El chasis es el mismo, incluida la distancia entre ejes de 2,736 mm y otros detalles como los frenos Brembo de cuatro pistones o los amortiguadores adaptativos. De hecho, el Acura también recibe esos milímetros extra en el ancho de vía que le permiten montar llantas más anchas, buscando poner toda la potencia en el suelo de forma más eficiente a través del diferencial de derrape limitado en el eje frontal, con un modo de manejo deportivo que genera esos ruidos del escape que son tan buscados en un hot-hatch.

Agresivo y elegante a la vez

El exterior cuenta con adornos especiales, como los rines de 19 pulgadas y 10 radios que están inspirados en los del NSX y pesan 900 gramos menos que las unidades de 18 pulgadas en el Integra A-Spec. También se distingue por la toma de aire en el cofre, el difusor agrandado o las tres puntas de escape posteriores, pero con un aspecto más elegante y sutil que en el Civic Type R.

La cabina recibe toques interesantes, pues la palanca de cambios tiene un pomo de titanio opcional, aunque como en el Integra regular, peca porque no hay la diferenciación suficiente respecto del Civic, así la calidad general sea sobresaliente. Otros adornos que gustan vienen por el volante forrado en Ultrasuede o el cuadro digital de 10.2 pulgadas, ambos compartidos con el Civic Type R.

En general, se busca darle al Integra Type S un carácter diferente al del Civic Type R, entendiendo que su silueta de liftback atraerá a clientes distintos. Es más maduro que el Civic y suponemos que la puesta a punto final reflejará esa propuesta, ágil y predecible en un camino con curvas pero sin la precisión absoluta de un Civic Type R en la pista.

Fierros de alto desempeño

Comparado con el Integra A-Spec, los frenos delanteros son 38 mm más grandes y las llantas ganan 30 mm de ancho para un perfil de 265 mm, con incrementos en los anchos de vía de 89 y 48 mm para los ejes delantero y trasero, respectivamente. Además, la barra antivuelco ganó 29 mm de diámetro y la geometría de la suspensión está preparada especialmente para mitigar el subviraje.

De serie, el Integra Type S monta asientos calefactados, pantalla táctil de nueve pulgadas con interfaces Android Auto y Apple CarPlay sin cables, sonido ELS de 16 bocinas y la suite de seguridad AcuraWatch.

Su arribo a México queda pendiente, dado que todo apunta a que esta nueva generación de su primo hermano de Honda no llegará. El enfoque Premium y su logo podría justificar su alto precio, haciéndolo viable para nuestro país.

© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.