.

Así pueden robarse ahora un coche, usando ¿los faros?

   

Es una nueva y complicada forma de robarse un coche, que desafortunadamente funciona con prácticamente todas las marcas y modelos.

Los ladrones de autos idearon una nueva forma de robarse un coche, muy creativa y que contempla ‘hackear’ los faros, aunque es mucho más complejo de lo que parece. Este método comienza con el módulo de los faros, porque son la forma más sencilla de engancharse con el sistema CAN de los autos, que es el idioma por el que se comunican todas las unidades de control de un auto moderno

Este método es posible a través de una herramienta que se vende en el mercado negro disfrazada como una bocina Bluetooth de gama alta y que se hace pasar como la llave del auto, siendo efectiva con una amplísima variedad de marcas y modelos. Hay que retirar la fascia y algunos otros paneles para acceder al conector cerca del faro. Esto es posible porque las ópticas modernas son tan complejas, que necesitan una ECU propia, lo que quiere decir que están cableadas y enlazadas con el sistema de todo el auto.

Cuando los ladrones encuentran los cables correctos, robarse un coche es muy sencillo para ellos, porque apretar el botón de reproducción en la bocina falsa hace todo el trabajo por ellos, ‘inyectando’ en el auto la instrucción de abrir las puertas como si la llave auténtica estuviera presenta. El motor se enciende de la misma forma, con instrucciones falsas de esta herramienta.

El problema esencial está en que alterar el CAN bus es más fácil por este ahora abarca partes más accesibles de los autos, como los módulos de los faros, cosa que no ocurría años atrás.

hiperautos autos

¿Cómo prevenirlo?

De momento, no hay una defensa, pero las buenas noticias son que el método de robo toma tiempo, principalmente porque quitar paneles de la carrocería es proceso tardado y que normalmente llama la atención de extraños o autoridades que puedan notarlo. En esencia, el ladrón tendría que tener acceso al auto de forma privada y por un largo tiempo, de forma ininterrumpida.

Según expertos, una solución existe y es que los fabricantes liberen actualizaciones de software que reconozcan esta herramienta en el sistema CAN y las instrucciones que manda, para poder bloquearlas. Esto sería una solución momentánea, porque pasaría poco tiempo para que los ladrones consiguieran contra-hackear el método para seguir haciéndolo.

En el largo plazo, se tendría que implementar una suerte de confianza cero a los sistemas CAN, con señales encriptadas. Adicionalmente, la ECU podría equiparse con claves secretas y cada dueño tendría que tener la propia para que estos ‘extractores universales’ dejaran de ser efectivos, aunque esto requeriría de fuertes inversiones y mucho tiempo de los fabricantes.

De momento, si dejas tu auto en un estacionamiento público es probable que se encuentre seguro, más si se trata de uno muy concurrido. Si se queda en la calle, sucede lo mismo, siempre y cuando exista flujo de tráfico y personas y si se estaciona por largos periodos de tiempo, puedes dejarlo a la vista o echarle un ojo cada cierto tiempo, recordando que el proceso es tardado y así podrás notar si alguien está ‘trabajando’ en él.

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.