.

Chevrolet Corvette E-Ray: Estrena electrificación y celebra 70 años

   

El E-Ray es el primer Corvette híbrido y también el primero con tracción integral, además de ser el Chevrolet más rápido de la historia.

Chevrolet no ha dejado de presentar configuraciones totalmente nuevas con el Corvette desde que finalmente en 2019 llegó el de motor central que teníamos décadas esperando. Desde entonces, se han acercado cada vez más a los mejores súper autos del mundo, primero con el Z06 y su motor artesanal de cigüeñal plano y ahora con el Corvette E-Ray.

Corvette E-Ray

Este Corvette rompe más de un paradigma y llega exactamente 70 años después del debut del C1 original en el Motorama de Nueva York, el 17 de enero de 1953. Es el primer Corvette electrificado, una tendencia a la que Ferrari, Porsche y McLaren ya se sumaron y a la que Lamborghini se sumará pronto. También es el primer Corvette de todos los tiempos que no manda la potencia únicamente el eje posterior, pues el componente eléctrico en el E-Ray sirve para propulsar al tren delantero, dándole tracción integral.

En más de una forma, podemos decir que se trata del Corvette más gran turismo de todos los tiempos, pues gana mucha potencia respecto del Stingray y acelera más rápido que un Z06, pero no tiene ese enfoque de circuito. Podemos equiparar al E-Ray a un 911 Turbo, mientras que el Z06 sería similar en filosofía a un 911 GT3 y en esta misma comparativa, el Stingray base sería el Carrera en la gama del 911.

655 hp electrificados

El corazón del Corvette E-Ray el mismo que el Stingray, con el V8 Small Block de 6.2 litros calibrado a 495 hp y 470 lb-pie y asociado al eje trasero a través de una transmisión automática de doble embrague y ocho cambios, pero con un motor eléctrico para el eje delantero de 160 hp y 125 lb-pie de par, que elevan el total combinado hasta los 655 hp, solo 15 menos que el Z06.

En modo EV, es el primer Corvette de tracción delantera, aunque ese tipo de conducción sea solo posible por pocos kilómetros, porque a diferencia de Ferrari o McLaren, el equipo del Corvette E-Ray optó por una solución simple e hizo del primer Corvette electrificado uno autorrecargable, como lo sería un Prius, y no enchufable.

Corvette E-Ray

Esto tiene ventajas, pues eliminando el esquema enchufable se puede optar una batería de 1.9 kWh de capacidad, cuando un PHEV tiene tradicionalmente 18 o 20 kWh, reduciendo también la complejidad y el costo. Lo compacto del sistema híbrido le roban solamente dos litros de volumen a la cajuela.

Las desventajas recaen en que la batería no tiene un rango eléctrico útil, cosa que podría llegar en el futuro con un E-Ray plug-in hybrid. Sin embargo, el Corvette E-Ray tiene Stealth Mode, que le permite moverse sin emisiones ni ruido a velocidades de hasta 72 km/h, útil por ejemplo para reducir totalmente las emisiones espacios cerrados o para salir de casa de madrugada sin despertar a la cuadra.

Corvette E-Ray

Recordando que el V8 puede funcionar con cuatro cilindros, el motor eléctrico del E-Ray fue calibrado para incrementar esos rangos, así que no solo elimina las emisiones en modo Stealth, sino que las reduce hace habilitando al V8 para trabajar con la mitad de sus cilindros en un espectro más amplio de situaciones.

Más pesado y también más rápido

Las diferencias entre el E-Ray y el Z06 son evidentes, porque el Corvette electrificado no está tan preparado para conducción de pista, pero consigue acelerar a 96 km/h (60 mph) una décima más rápido, en tan solo 2.5 segundos. Es también el más pesado de todos con 1,712 kg en vacío, ante 1,561 kg del Z06 y solo 1,530 del Stingray. El Corvette E-Ray Convertible añade otros 37 kg.

Estos incrementos en la masa están contenidos gracias a que el equipo de desarrollo especificó unos frenos Brembo cerámicos ultra ligeros de serie, asegurando también que con toda la masa y potencia, se tenga la potencia necesaria para detenerlo. Otro detalle está en que usa la carrocería extendida del Z06, 91 mm más ancha, para albergar al sistema Magnetic Ride Control 4.0 con tres posiciones.

Los rines tienen un diseño exclusivo para el E-Ray y junto con los logos y el paquete de franjas opcionales permitirán distinguirlo. Otros opciones para personalización incluyen los rines de carbono, 14 colores exteriores y un interior con acentos en Artemis Green, pero que se podrá elegir en toda la gama del Corvette 2024.

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.