Día de las Madres: consejos de seguridad para conducir con niños pequeños

   

En el Día de las Madres, te compartimos algunos consejos para conducir segura con tus pequeños a bordo.

En el marco del Día de las Madres, es importante recordar algunos consejos para conducir segura. Sobre todo, si llevas a los miembros más pequeños de la familia contigo.

Por ello, en el equipo de Autoanalítica te compartimos una serie de recomendaciones para conducir segura con niños pequeños a bordo. Ya sea para llevarlos a la escuela, para salir de viaje, o cuando van al trabajo, toma en cuenta siempre estos consejos.

  • Revisar que el vehículo se encuentre en buen estado. Este punto es imprescindible para cualquier situación y hay que hacerlo de forma periódica, no importa si se usará solo en ciudad. Hay que asegurarse que las llantas tengan la presión correcta, que los frenos estén en buen estado, al igual que la batería y las luces. Es necesario revisar con frecuencia los niveles de aceite, anticongelante y líquido de frenos.
  • Los pasajeros menores de 12 años o quienes midan menos de 1.45 metros de altura deben viajar en las plazas traseras del vehículo, justo detrás del asiento del conductor y del copiloto.
  • Los niños siempre deben ocupar una silla homologada de acuerdo con su peso, edad y estatura, la cual debe ir bien anclada y asegurada con un arnés. Es importante revisar los siguientes puntos:
  1. La silla no debe moverse.
  2. La cabeza del niño nunca debe sobresalir por encima del respaldo de la silla.
  3. Cuando se trata de un bebé, éste debe viajar mirando hacia atrás; esto reduce hasta cinco veces la probabilidad de sufrir lesiones graves en caso de un accidente.
  4. Los niños no deben viajar en el asiento frontal, ya que, en caso de impacto, la bolsa de aire alcanza una velocidad aproximada de 300 kilómetros por hora al momento de desplegarse, y al impactarse con un menor puede ocasionarle lesiones graves.
  • Portar siempre un kit de herramientas, pues lamentablemente los imprevistos llegan cuando menos lo pensamos, desde una falla mecánica hasta la pinchadura de una llanta. Un kit básico se compone de: triángulos antirreflejantes, gato hidráulico, llave de cruz y llanta de refacción.
  • Activar dos sistemas básicos siempre que los niños viajen en las plazas traseras: el seguro de protección infantil de la puerta trasera y bloqueo de ventanas traseras, así los pequeños no podrán abrirlas desde el interior.
  • Si se realizarán viajes largos y probablemente se lleva más equipaje del previsto, es importante recordar que existen accesorios. Éstos permitirán llevar más carga de forma segura. Así mismo, se pueden instalar barras de toldo para fijar una caja portaequipaje.
  • Ser madre implica mucho desgaste físico, por eso hay que procurar estar lo más relajado posible antes de conducir. Lo ideal es no empezar a conducir si se sufre de exceso de agotamiento o estrés.
El seguro para niños siempre será una herramienta esencial si conduces con tus pequeños
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.