El sucesor del S90 será eléctrico y ya está en preproducción

   

Volvo sigue con el camino de la electrificación total y en esos planes existe un suceso del S90, mismo que ya está en fases tempranas. El sedán eléctrico se encuentra cercano a su revelación de manera oficial, aunque por ahora solo se desarrolla como un prototipo de preproducción.

SegúnTeknikens Värld, un medio sueco, la marca del mismo origen ya tiene listo al primer modelo de ensayo. El ejemplar salió de las líneas de ensamble de Volvo en China a inicios de diciembre, desde donde la producción tendrá lugar para el resto del mundo.

Este sucesor del S90 está pensado para realizar todas las pruebas posibles, para que con ello se compruebe si el desarrollo está listo para pasar a fase de producción o si necesita algún ajuste. Sea cual sea el caso, en teoría, este sedán debe estar listo en 2024.

Los reportes del medio también indican que la nomenclatura que puede dar identidad al coche puede ser “ES90”, aunque puede haber variantes, ya que es un nameplate que puede confundirse fácilmente con la gama de Lexus.

Se sabe que este sedán eléctrico se monta en la misma plataforma del EX90, lo que abre la posibilidad a virtudes similares, es decir, un paquete de baterías de 111 kWh, con dos motores eléctricos y una potencia de 402 caballos de fuerza o de 496 caballos de fuerza, en la opción más capaz que existe dentro de la gama de Volvo.

Según las filtraciones se puede saber que el sedán eléctrico de preproducción mide 4,990 mm de largo, 1,945 mm de anchura y 1,547 en distancia entre ejes, siendo alrededor de 10 mm más corto que un Mercedes-Benz EQE, por ejemplo.

© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.