.

Estados Unidos prepara veto o restricciones a coches chinos

   

Los coches chinos tienen muy preocupado al gobierno estadounidense, quien se prepara para lo que parece un inminente ingreso a su territorio. Gina Raimondo, Secretaria de Comercio de EEUU, ha subrayado que la administración Biden está tomando en serio la investigación sobre los riesgos de los vehículos conectados chinos. Ella planteó la posibilidad de una prohibición total que impediría la venta y el uso de estos vehículos en el país.

La funcionaria advirtió que el gobierno de su país está listo para tomar medidas drásticas si la investigación concluye que estos vehículos representan una amenaza para la seguridad de sus usuarios y nacional. Además, sugirió un enfoque alternativo que permitiría la entrada de automóviles chinos, aunque con varias restricciones para su venta en EEUU.

También asegura que es muy pronto para saber qué tipo de medidas emplearían, además, no es una postura definitiva, pues primero tienen que conocer de cerca a las marcas interesadas en ingresar al vecino país del Norte.

Aunque no reveló cuándo se completaría la investigación, la secretaria del gobierno estadounidense planteó la posibilidad de tomar medidas extremas, como prohibir de manera definitiva estos vehículos en EEUU, o buscar formas de mitigar los riesgos que representan.

Restricciones para coches chinos

Aunque no está claro qué medidas cautelares se tomarían, Tesla ha obtenido recientemente la aprobación para operar en áreas restringidas de China, lo que sugiere que es posible encontrar soluciones aceptables.

Algunos expertos chinos acusan a Raimondo de politizar la industria automotriz, argumentando que cualquier prohibición distorsionaría la competencia justa. Además, el gobierno chino ha expresado su preocupación de que estas medidas debiliten las cadenas de suministro y perjudiquen a Estados Unidos.

Ya hay coches chinos elegibles en EEUU, como el EX30 de Volvo, fabricado en China y propiedad de Geely, que comenzará ventas en verano.

Aunque se aplican aranceles a los vehículos importados de China, Volvo ha encontrado una solución mediante la utilización de créditos obtenidos por la exportación de autos producidos en sus plantas estadounidenses.

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.