.

BYD Shark 2025: Contacto de manejo en México

   
BYD Shark 2025

BYD va a presentar en breve a la primera pick-up en su historia este año, que como el resto de productos en el portafolio será enchufable al inicio y habrá versiones eléctricas más adelante. La BYD Shark 2025 es una pick-up mediana y los mercados de Latinoamérica serán los objetivos clave, empezando por México, Brasil, Colombia y Uruguay.

Existen rumores de que BYD puede fabricarla en Brasil para toda la región, en la planta que compró a Ford y que antes producía el Kia (Figo) y la Ecosport para aquellos mercados, aunque las unidades que vimos en México tenían todas un VIN chino, que empezaba con ‘L’.

Las unidades de la BYD Shark 2025 que vimos en México estaban todavía camuflajeadas, aunque ya tenemos una idea muy clara de cómo se verá el producto final completamente destapado gracias a que pudimos ver el render de la cámara 3D dentro del auto.

BYD Shark 2025

Lo que sí pudimos experimentar con lujo de detalle en la nueva BYD Shark 2025 fue la cabina y las primeras sensaciones son muy positivas. Hay elementos que conocemos de otros autos de BYD, como la pantalla central giratoria, el cuadro de instrumentos digital o el head-up display en el parabrisas, pero es interesante que algunos otros parecen estar especialmente diseñados para una pick-up, pues los mandos en la consola central son más robustos como lo espera el comprador promedio en este segmento.

Integra una suerte de switches para los mandos importantes, como para activar el modo eléctrico cuando la carga de la batería lo permite, el modo de arrastre o para encender el motor. También tiene en la consola una almohadilla con tecnología NFC (Near-Field Communication) que permite encender el auto con el teléfono como llave y, a un lado, el espacio para carga inalámbrica de dispositivos móviles.

BYD Shark 2025

BYD Shark 2025: Buena calidad de materiales y mandos para una pick-up

Los materiales en la cabina son vistosos, pues encontramos asientos forrados en cuero perforado y un volante forrado también en piel, con costuras contrastantes en color naranja y que tienen mandos para el control crucero, para el audio y dos perillas en la parte baja para los modos de manejo, tanto para los modos todoterreno como nieve o arena como los tradicionales Eco, Normal y Sport para conducción en pavimento.

El tablero y las puertas repiten con cuero y las costuras, pero además hay un material texturizado que realza la apariencia de la cabina y que sentimos adecuado en una pick-up de este enfoque.

En las plazas traseras, los materiales son consistentes la parte frontal, pues emplea los mismos materiales y colores en los asientos y en las puertas y la habitabilidad es buena en gran medida porque el piso queda totalmente plano, lo que beneficia especialmente a la plaza central. También tiene salidas de aire acondicionado y puertos de carga USB-A, USB-C y hasta una clavija tradicional.

La sensación de la batea es positiva, aunque tendremos que esperar a que haya datos de capacidad de carga y volumen para hacer una evaluación integral respecto al resto de su segmento.

Sensaciones de manejo

El tiempo al volante de la BYD Shark 2025 estuvo limitado, pero hay impresiones que vale mucho la pena compartir previo a su presentación, que será en el Auto China de Pekín en la segunda quincena de abril. Lo primero es que en conducción todoterreno, así sea a bajas velocidades, es evidente que en terrenos irregulares la marcha es sumamente buena, pues las oscilaciones de la carrocería están filtradas y goza de una suspensión trasera independiente a diferencia de otras pick-ups similares, que por robustez optan por un eje rígido.

También pudimos notar que será una pick-up capaz en conducción fuera del terreno con solo unas llantas opcionales, que nuestra unidad tenía montadas. No tiene reductora ni bloqueo de diferenciales, pero el torque del motor de gasolina y de los dos eléctricos, sumado a la buena comunicación entre ellos y a un control de tracción efectivo, le bastan para salir de situaciones adversas en las que una o dos ruedas quedan en el aire.

Hicimos una prueba sencilla de aceleración y frenada en la que apenas superamos los 70 km/h, pero no está de más mencionar que la aceleración es contundente sin llegar a abrumar como muchos esperarían al ver la cifra de 500 hp. El tacto del pedal de freno es adecuado, pero falta hacer una prueba completa con VBox para tener un dato de frenada desde 100 km/h y evaluarla respecto de sus rivales.

No pudimos manejarla en ciudad o autopista para conocer el aplomo a altas velocidades o el tacto de dirección, pero de momento, las sensaciones generales de manejo y especialmente de la cabina son muy positivas. Por tamaño, competirá en el segmento de la Ford Ranger, Toyota Hilux o la nueva Mitsubishi L200, aunque ninguna de ellas tiene una mecánica conectable o con potencia similar.

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.