.

Hennessey lleva a el Cadillac Escalade-V al siguiente nivel

   

El Cadillac Escalade-V es una oda a los excesos, pero como siempre dicen, más es mejor y para ejemplo está Hennessey. Lo preparadores texanos acaban de revelar una nueva versión modificada de la SUV de lujo, donde el poder es la carta de presentación.

Los cambios no son visibles desde el exterior, donde el full size de tres filas conserva los toques especiales salidos desde la fábrica, como los discretos elementos aerodinámicos y las insignias “V” que los distinguen del resto.

Las alteraciones son perceptibles en el rendimiento, pues Hennessey asegura que gracias a su “expertise” lograron llevar el poder del V8 de 6.2 litros supercargado hasta los 1,005 caballos de fuerza y 882 lb-pie de par, lo que se traduce en 323 caballos y 229 lb-pie de par extra, en comparación con el SUV ofrecido por General Motors.

Para lograr estas impresionantes cifras, el Cadillac Escalade-V tuvo mucha ayuda, como un nuevo sistema de alto flujo de aire, árbol de levas especial, modificación de las cabezas del motor, nuevos resortes para válvulas y un convertidor catalítico con un mejor flujo.

A la fórmula también se añaden nuevos empaques de uso rudo, un sistema de enfriamiento más capaz, un conjunto de inyección de combustible superior y, evidentemente, una reprogramación del módulo ECU para exprimir tanto poder como sea posible en este modelo.

El precio de la poderosa creación no se ha revelado, pero sin duda será superior a los 149,990 dólares que Cadillac pide por el Escalade-V que sale de sus líneas de ensamble.

Hennessey Performance Engineering confirma que la garantía en sus preparaciones es de tres años o de poco menos de 60,000 kilómetros, como en todos sus productos.

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.