.

La prueba de choque no se hace a alta velocidad por esta razón

   
IIHS velocidad en prueba de choque

Contrario a lo que se pueda pensar, hacer una prueba de choque a alta velocidad puede tener un impacto negativo en la seguridad de los vehículos y la IIHS, la agencia no gubernamental que prueba la seguridad de los vehículos en Estados Unidos, nos da las razones.

La prueba de impacto como la conocemos ha evolucionado con los años y ha logrado avances enormes en lo que a seguridad concierne, pero a lo largo de todos estos años y alrededor de todo el mundo, la prueba se hace solo a velocidades de 64 km/h en la gran parte del mundo, incluyendo también a las NCAP globales. La pregunta entonces es, ¿por qué hacerla a esa velocidad cuando los autos pueden viajar legalmente a más de 100 km/h en la gran mayoría de autopistas alrededor del mundo?

La IIHS publicó un video interesante en su canal de YouTube para dar una para intentar responder, que adjuntamos a continuación aunque aclarando que está en inglés. Es importante aclarar que las pruebas de la IIHS se hacen ya a mayor velocidad que las del organismo gubernamental de Estados Unidos, la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), que hace el impacto a 35 mph (56.3 km/h).

Aunque la velocidad tiene un impacto significativo en la severidad de un choque, más no siempre es mejor al hacer la prueba, pues el protocolo de la IIHS no solo intenta hacer a los vehículos más seguros en los peores impactos, sino en los más comunes, pudiendo así salvar más vidas en el mundo real.

La velocidad de la prueba de choque se elige para mejorar la seguridad en la vida real

“Nuestra prueba de choque captura la mitad de la distribución estadística de los choques en el mundo real, donde sabemos que hay lesiones serias y severas,” dijo Raúl Arbalaez, vice presidente del centro de investigación de vehículos en la IIHS. “Sabemos que hay choques más severos, pero estamos capturando la mayoría del número total de choques.”

Elegir la velocidad correcta es importante porque puede tener un impacto significativo en la forma en que se diseñan los coches. Sería contraproducente hacerlo a por ejemplo 130 km/h, pues tendría sería negativo para la seguridad en la mayoría de los choques.

Autos IIHS

“Existen algunas consecuencias involuntarias que van con eso, como una degradación de la seguridad en los impactos menos severos,” dice Arbalaez. “Lo que pasa es que tu coche termine siendo más firme para desarrollarse bien en un impacto de dicha severidad.”

Es interesante que solo con incrementar la velocidad en 16 km/h hasta 80 km/h, un 25%, pudiera impactar de forma importante el diseño del vehículo, pues ese incremento representaría un 56% más de fuerzas involucradas en el choque.

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.