.

México cede ante presión de EEUU y detiene incentivos para marcas chinas

   

México tiene lazos comerciales muy estrechos con los Estados Unidos y ante ello cesaron los estímulos que tenían las marcas chinas. Los vecinos del Norte presionaron mucho al gobierno mexicano ante su preocupación por una posible estrategia donde emplazaran fábricas en México para evadir aranceles e invadir el territorio estadounidense.

México, a lo largo del tiempo, ha ofrecido incentivos atractivos, como terrenos, agua y energía gratuitos, para atraer a fabricantes extranjeros a establecer sus instalaciones de producción en el país y, aunque cerca de 20 marcas de origen chino operan, ninguna tiene una planta productora, todavía.

Según fuentes, esta decisión fue tomada debido a la presión ejercida por la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos, que busca mantener a los fabricantes chinos fuera de la zona de libre comercio de América del Norte.

Aunque la oficina no confirmó su participación en la suspensión de los incentivos, Reuters informó que afirmaron que el Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC) no debería servir como una puerta trasera para que China y otros eludan los aranceles.

Los fabricantes de automóviles chinos buscan expandirse a nuevos mercados, pero existe preocupación sobre si los subsidios del gobierno chino les dan una ventaja injusta sobre sus competidores europeos y estadounidenses, permitiéndoles vender vehículos eléctricos a precios más bajos.

Estados Unidos vs marcas chinas

Aunque varias marcas chinas han logrado posicionarse en Europa, no es el caso en Estados Unidos, donde los aranceles a los vehículos eléctricos de este origen acaban de elevarse al 100 por ciento.

Los representantes de la industria han instado a la Casa Blanca a tomar medidas adicionales para hacer que los fabricantes chinos sean menos competitivos, hecho que ya sucede actualmente.

México ha suscitado preocupación en la industria. Si empresas como BYD establecieran plantas allí y el 75% de las piezas principales de sus vehículos fueran de América del Norte, podrían evitar los aranceles por completo.

Una fuente reveló a Reuters que, aunque los incentivos del gobierno federal mexicano se han agotado, BYD ha buscado ayuda de los gobiernos estatales. Aunque estas no pueden ofrecer tanto, estados como Nuevo León han ayudado a fabricantes de automóviles en el pasado, como lo hicieron con Tesla ofreciendo 153 millones de dólares en incentivos para establecer una planta en su territorio.

Aunque los fabricantes de automóviles chinos podrían beneficiar a la economía mexicana, los funcionarios están preocupados por molestar a Estados Unidos, especialmente con la revisión del T-MEC programada para el 2026.

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.