.

Gobierno estadounidense aplica aranceles del 100% a coches chinos

   

Desde hace tiempo hemos hablado de las posibles medidas del gobierno estadounidense hacia los coches hechos en China. Pues ya hay una severa respuesta por parte de los Estados Unidos, quienes han elevado cuatro veces el arancel hacia los modelos eléctricos importados del país asiático, pasando al 100 por ciento.

Los vehículos eléctricos que llegan desde China ya estaban sujetos a un impuesto del 25 por ciento, pero bajo el nuevo sistema revisado, ahora enfrentan un arancel del 100 por ciento, desincentivando a los fabricantes chinos más eficientes de intentar penetrar en el lucrativo mercado estadounidense de manera directa.

La administración de la Casa Blanca argumenta que China está inundando los mercados globales con productos económicos y representa una amenaza para la seguridad económica e informativa de Estados Unidos, por ello la toma de esta agresiva medida.

Además, las baterías de iones de litio y otros componentes que alimentan los EVs también tendrán aranceles más altos, aunque en menor medida. El impuesto sobre las baterías aumenta del 7.5 al 25 por ciento, mientras que el gravamen aplicado a las células fotovoltaicas utilizadas en paneles solares se duplica al 50 por ciento.

Algunos minerales que antes estaban libres de aranceles ahora enfrentan un impuesto del 25 por ciento. Para el año 2025, el arancel sobre los semiconductores se incrementará del 25 al 50 por ciento, todo esto como una medida preventiva del gobierno estadounidense ante la invasión de coches chinos.

¿Aranceles a coches chinos como arma política?

El presidente Biden espera que estas medidas lo presenten como un líder firme en asuntos económicos, donde las encuestas indican que está rezagado detrás de su rival por la Casa Blanca, Donald Trump. Sin embargo, cualquier aumento en el apoyo interno podría generar tensiones con China y su líder, Xi Jinping.

Esta noticia no cayó bien en China, donde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Beijing anunció que el país tomará “todas las medidas necesarias para proteger sus legítimos derechos e intereses”, según informa el South China Morning Post.

El Ministerio de Comercio, en un comunicado, expresó: “Esto tendrá un impacto negativo en el clima de cooperación bilateral. Estados Unidos debería rectificar su error de inmediato y cancelar los aranceles adicionales impuestos a China”.

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.