.

VW prepara modelos híbridos para Norteamérica

   

VW acelera en el lanzamiento de vehículos híbridos para los Estados Unidos, ante la baja en la demanda de EVs puros. Eso no significa que los eléctricos dejarán de ser importantes, peor existe un cambio actual dentro de las prioridades de la marca alemana.

El director ejecutivo de VW Group of America, Pablo Di Si, mencionó que conversó con concesionarios y recibió comentarios que indican un aumento en el interés por los híbridos enchufables y cierta resistencia de los consumidores hacia los vehículos eléctricos, hecho que ya es valorado por la firma europea. 

El ejecutivo mencionó que los automóviles con motores de combustión interna y los híbridos han revivido en popularidad y, ante la baja en la demanda de coches eléctricos, la marca tiene que replantear su estrategia actual, además de preparar la infraestructura para después pensar en un paso definitivo a la electrificación total.

Di Si mantiene en secreto los planes de VW para sus modelos híbridos en EE.UU. No obstante, confirmó que tanto concesionarios como consumidores demandan híbridos y que la marca trabaja para satisfacer esa demanda. 

Según él, los concesionarios de VW y los clientes piden más híbridos dentro del portafolio estadounidense, y ya hay un avance en este rubro, aunque por ahora no se revelan los detalles específicos de este planteamiento.

¿Qué esperar de VW en materia de híbridos?

La tecnología del nuevo Tiguan PHEV, recientemente lanzado en Europa, podría llegar al mercado estadounidense. Aún está por verse si la versión estadounidense del Tiguan contará con un sistema de propulsión híbrido enchufable. En Europa, este modelo incluye un motor turboalimentado de 1.5 litros y una batería de 19.7 kWh, capaz de recorrer 100 kilómetros en modo totalmente eléctrico. 

Di Si también apoyó los recientes cambios de la EPA en las regulaciones de emisiones de escape en EE.UU. Afirmó que respalda la legislación sobre la reducción de emisiones de CO2, que permitirá a los fabricantes de automóviles elegir el tipo de tren motriz necesario para cumplir con estos estándares, en lugar de imponer una única opción, como los vehículos eléctricos de batería (BEV). 

“Al final del día, cada fabricante de equipo original (OEM) decidirá su portafolio de productos. Todavía tienen los mismos objetivos de CO2”, dijo. “Pero cómo lo van a lograr depende de cada OEM: si quieren tener todo eléctrico o una combinación de eléctricos e híbridos enchufables o híbridos. Siempre apoyo no legislar sobre tecnología sino sobre la reducción de CO2. Y luego cada OEM puede decidir cómo lograrlo”. 

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.