Chevrolet Blazer EV, primer contacto de manejo

   
Chevrolet Blazer EV

Con más de 550 caballos y hasta cuatro combinaciones de tren motor, la nueva Chevrolet Blazer EV, fabricada en México, ofrece una solución para cada tipo de cliente, sea el que busca performance, autonomía o manejo en un paquete de camioneta mediana perfectamente ejecutado.

El mundo de la electrificación no tiene vuelta atrás y Chevrolet lo lleva un paso más allá de lo que estamos acostumbrados y sorprendentemente decide ofrecer una SUV mediana que puede ser tracción delantera, tracción trasera, tracción integral y tracción integral de alto desempeño, con paquetes de baterías de 85 o 102 kWh, además de una amplia gama de potencias.

Chevrolet Blazer EV

Chevrolet Blazer EV diversas mecánicas para diferentes necesidades

Eso puede resultar confuso, pero así tenemos una versión de entrada de “apenas” 288 hp y 333 lb-pie con tracción integral, ideal para mercados como el del norte del país o alguna de tracción solo con tracción trasera para quienes busquen manejo y desempeño con 340 hp y 325 lb-pie y con la batería grande para tener hasta 516 km de autonomía, o bien, algo de alto performance para quien quiera un SUV muy potente con 557 caballos, 648 lb-pie, frenos Brembo, una suspensión con una puesta a punto especial e incluso un modo de manejo de alto desempeño para entregar 129% más de potencia (modo WOW Wide Open Watts) y conseguir el 0 a 100 km/h por debajo de los 4 segundos.

Más interesante aún que, no importando la configuración de motores, Chevrolet Blazer EV ofrece el mismo espacio en la cabina y cajuela, no se pierde o mejora según sea la versión de motores o baterías, beneficios de la nueva plataforma Ultium para autos eléctricos de la marca.

La velocidad de recarga varía dependiendo del paquete de baterías: hasta 150 kw en el paquete pequeño y 190 kW en la de 102 kW. Ello permite recuperar 110 km y 125 km en 10 minutos respectivamente.

Amplia oferta

Pero al mismo tiempo, la marca busca ofrecer el más amplio rango de opciones de movilidad en SUV sea con motores de combustión o con 100% eléctricos.

Sorprendentemente no hay espacio para híbridos enchufables o son de gasolina o eléctricos, una solución que bien puede tener sus implicaciones en mercados emergentes como el nuestro, donde los híbridos han demostrado ser una gran solución además bien aceptada.

Chevrolet Blazer EV

Lo interesante es que tomando como base la misma plataforma, la marca puede ofrecer un paquete que encaja en una SUV compacta como la Equinox, mediana como la Blazer o pick-full size como la Silverado, con sistemas de tracción que dependen de los motores que se escojan y autonomías también variables.

Sobresaliente la calidad de materiales y ensamble de la Chevrolet Blazer EV, si bien el diseño no apuesta a lo brillante que vemos en modelos que vienen de China, Chevrolet no pierde su enfoque de acuerdo a su diseño y materiales, pero lo lleva un pasito más a lo que vemos en la propia Blazer de gasolina. Luce sin duda más moderna y en eso ayuda que es más larga, ancha y baja.

Chevrolet Blazer EV

El espacio es enorme, piso plano, espacio para 3 pasajeros atrás sin queja alguna (tenemos una distancia entre ejes de más de 3 metros), incluso techo panorámico para algunas versiones y una cajuela de 722 litros con una boca de apertura amplia y baja.

Completa: Chevrolet Blazer EV

El equipamiento es uno de sus grandes atributos por una enorme pantalla central de 17.7” con una excelente resolución y rapidez de respuesta, gráficos, integración y menús.

Se nota que la marca ha trabajado y mucho en que la experiencia sea sencilla y efectiva. Además tenemos botones físicos para los temas importantes de operación

La gran duda es la falta de conectividad con Android Auto y Apple CarPlay, el sistema de infotenimiento tendrá que usar forzosamente con Google Integration para mapas y algunas aplicaciones, además de otras apps descargables directamente con la marca.

Completa un enorme y completo head-up display, HD Surround View, cámara de reversa y una amplia gama de asistencias a la conducción como frenado de emergencia con reconocimiento de peatones (de hecho se activa una luz roja intensa en el head up display en situación de riesgo), alerta y mantenimiento de carril, entre otros.

Y termina con la aplicación de Super Cruise con más de 640 mil km registrados en el sistema para aplicar la conducción autónoma en la Chevrolet Blazer EV.

A prueba

Tuvimos oportunidad de conducir la versión RS de Blazer EV con los dos motores, pero con un enfoque hacia la eficiencia más que al desempeño.

Debo decir que, si bien tiene “apenas” 288 hp y 333 lb-pie (Blazer gasolina tiene 308 hp y 270 lb-pie), la respuesta es efectiva y contundente.

Esta versión entrega un rango de 449 km con un carga y, si bien no hay una patada explosiva típica en los eléctricos, sí hay una contundencia constante, suficiente para todo lo que se necesita en el día a día y acompaña de un sonido del motor eléctrico muy agradable, tecnológico, que se puede modificar con los 3 modos de manejo.

Puede ser suave en dirección y respuesta del pedal del acelerador según se escoja entre modo eco, normal o deportivo. Incluso en el modo individual o personal puedes modificar a placer respuesta de varios apartados.

Me sorprendió que particularmente no se siente tan pesada a pesar de que hablamos de 2.4 toneladas de peso (la gasolina pesa 1.8 tons), se percibe ágil y fácil de llevar, con una dirección que comunica bien y que es curioso que cuando pisamos el acelerador logra sentirse cómo tracciona el eje delantero.

Chevrolet Blazer EV

¿Y para México?

Los frenos me llamaron también particularmente la atención, con una sensación muy firme y efectiva pero ojo, como buen EV de Chevrolet podemos aplicar freno regenerativo desde una palanca en el volante que podemos variar su intensidad o elegir el “one pedal drive” que, también variable, puede frenar el auto en las condiciones de tráfico denso.

Nos quedó pendiente saber el peso solo del conjunto de baterías o cómo se reparte el torque o fuerza entre los motores, si es más tracción trasera o delantera, de acuerdo a los modos de manejo o la cantidad de celdas de los paquetes de baterías, fueron muy celosos con esa información que, aseguraron, nos dirán más adelante.

La versión que manejamos de Chevrolet Blazer EV tiene un precio en los Estados Unidos de alrededor de 61 mil dls, algo así como 1,050,000 pesos, prácticamente el valor de la opción de gasolina en nuestro país.

Ahora bien, si Chevrolet quiere participar en el segmento de los SUVs medianos eléctricos, en México los rivales más cercanos que encontramos es la BMW iX3, potencia similar (286 hp y 295 lb-pie) por 1.5 millones de pesos, BYD Tang con 510 hp y 1.3 millones de pesos, Ford Mustang Mach-E con 350 caballos y 1.4 millones de pesos, cerrando con Tesla Model Y con 351 hp por 1.1 millones de pesos.

De este modo, si Chevrolet Blazer EV quiere participar en el segmento con argumentos como más espacio y más tamaño (solo similar a la BYD) a pesar de no ser de las más potentes pudiera colocarse cerca en precio incluso de la versión de gasolina.

© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.