Los eléctricos no producen gases de escape, pero ¿en verdad son tan limpios?

   

Los vehículos eléctricos pesados producen partículas de neumáticos aún más tóxicas que sus contrapartes de combustión interna.

Los autos eléctricos son el futuro de la movilidad en cuatro ruedas. Ese parece ser el mensaje que prevalece en estos días, uno que nos transmiten tanto la industria automotriz como los gobiernos de todo el mundo.

Por lo tanto, el cambio de los automóviles que funcionan con combustibles fósiles a los que funcionan con electricidad tiene sentido, siempre que la electricidad que necesitan se genere de manera limpia, lo que no siempre es el caso. Alemania reactivó algunas de sus centrales eléctricas de carbón el año pasado para compensar la pérdida del gasoducto ruso. Y muchos países del mundo siguen dependiendo enormemente de los combustibles fósiles para la generación de energía.

Pero es otro tipo de emisiones que es el foco de un artículo reciente de David Zipper en The Atlantic. Nos recuerda que, si bien los vehículos eléctricos no producen emisiones del tubo de escape, sí generan otras sustancias tóxicas en el medio ambiente, al igual que los autos a gasolina, solo que arrojan cantidades aún mayores.

Hyundai autos eléctricos

Estamos hablando de las emisiones de los neumáticos , y con eso no nos referimos a las columnas de humo producidas por los sedán con motor LS en una toma de control de la calle. Las emisiones a las que nos referimos aquí son mucho menos visibles, pero altamente tóxicas y se producen simplemente por el hecho de que una llanta rueda por el pavimento a velocidades normales de conducción.

Estas partículas flotan en el aire y llegan a nuestros pulmones y vías fluviales, causando problemas de salud a los humanos y la vida silvestre. Un estudio de la Universidad de Washington en 2020 rastreó un colapso en las poblaciones de salmón del noroeste hasta una sustancia química llamada 6PPD. Esta se agrega a los neumáticos para reducir las tasas de desgaste. Y las partículas también se han relacionado con problemas respiratorios, daño renal y neurológico y defectos de nacimiento en las personas.

Pero, The Atlantic nos recuerda que los vehículos eléctricos son aún más culpables. Gracias a su mayor peso en orden de marcha y al consiguiente mayor desgaste de los neumáticos.

Tesla Model Y

Entonces, ¿Cuál será la solución a este tipo de contamonación? Habrá que averiguarlo, porque de lo contrario quedaremos en el mismo lugar. Y todo esto, a pesar de los esfuerzos que se realizan para dejar atrás la movilidad por combustibles fósiles.

© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.