Mazda proyecta ser libre de carbono para 2035

   

Las tecnologías “verdes” son igual de importantes que los procesos y Mazda lo sabe, por lo que pretenden ser libre de carbono para 2035. Y es que la marca japonesa tiene intenciones de que sus fábricas no tengan huella de CO2 para dicho año.

Obviamente todo se trata de un proceso gradual, de hecho, para 2030 proyectan una disminución de carbono en un 69%, si se le compara con los niveles del 2013, para luego dar el paso importante un lustro después.

Mazda comenzará con una serie de medidas para lograr ser una marca libre de carbono, como plantear un esquema basado en el precio de esta fuente de combustión, en la cuál se le dará prioridad a otro tipo de combustibles más amigables con el medio ambiente.

Poco a poco las plantas de la firma japonesa, principalmente la de Hiroshima, emplearán elementos de energía renovable para llevar a cabo sus procesos. Uno de ellos es el uso de amoníaco líquido en dicha factoría, cuyo uso disminuiría el uso de carbono en un 75% en 2030.

Los vehículos a diesel también planean una evolución, pues dejarán de usar esta fuente de de combustión para utilizar un nuevo biocombustible que por ahora sigue en fase de desarrollo. Evidentemente, este hidrocarburo es más limpio que el diesel tradicional.

Mazda también investiga otras maneras de lograr ser una empresa libre de carbono, medida que se replicaría en otras plantas de la marca alrededor del mundo. También buscan que la cadena de suministros siga los mismos pasos hacia el 2050.

© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.