.

FIAT Pulse vs SEAT Arona: Comparativo

   

El segmento de las SUVs subcompactas tiene en la FIAT Pulse y la SEAT Arona a alternativas modernas, pero una es mejor que la otra.

La FIAT Pulse y la SEAT Arona son SUVs del segmento B o subcompactas, basadas en las plataformas de sedanes o hatchbacks de este tamaño de sus respectivas marcas, que en este caso corresponden al Argo y al Ibiza. La española de alma alemana es más popular en nuestro país porque vende más, aunque ambas se actualizaron recientemente y traen una propuesta única de tecnología y valor con un tacto de manejo que en menor o mayor medida es europeo y que las hace interesantes.

SEAT Arona

Motorización

Una comparativa así tiene que empezar por el corazón. Ambas tienen motores de cuatro cilindros, pero el de la SEAT Arona es más grande con 1.6 litros y 16 válvulas, mientras que el de la FIAT Pulse responde porque, aunque es más pequeño y desplaza solamente 1.3 litros que respiran a través de ocho válvulas, es más moderno.

Y de hecho, la motorización y los precios fueron justamente dos de los grandes pretextos para enfrentarlas, porque ninguna tiene grandes números de potencia o siquiera motores turbo, como sí se encuentran, por ejemplo, en una Tiggo 4 Pro o en una Hyundai Creta Turbo, pero a cambio son más baratos que dichos modelos con un nivel de equipamiento similar o superior.

FIAT Pulse

Los 110 hp de la Arona se traducen a una aceleración de 0 a 100 km/h en 17.9 s, por 18.2 de los 97 hp en la FIAT, de un motor que sí hace evidente una menor contundencia en la entrega de par así esté ayudado por una caja CVT mejor engranada con el motor que la automática convencional de seis velocidades en la SEAT.

Además, los consumos son muy similares, porque ambas recorren alrededor de 14 km con un litro de gasolina.

Ventaja: SEAT Arona

SEAT Arona

Calidad general

Pasando al habitáculo, primero evaluamos a la calidad real de los materiales y ensambles, punto que no es prioridad muchas veces considerando el segmento pero que siempre vale la pena mencionar. Aquí, la Arona brilla y saca su colmillo de producto global, haciendo evidente en los plásticos acolchados en la consola central que se trata de un auto desarrollado para los estándares y exigencias del mercado europeo, con uniones finas y sensación de solidez de parte de los ensambles.

La FIAT, de desarrollo local para Sudamérica y fabricada en Brasil, responde con un conjunto menos vistoso, pues los materiales tienen texturas atractivas pero no cuentan con la misma apariencia o tacto que los de la SEAT, aunque tampoco hay grandes quejas de los ensambles, que sin ser referentes, son un paso al frente respecto de lo que recordamos de los primeros Argo que llegaban a México en 2020.

Ventaja: SEAT Arona

Habitabilidad

El espacio en el interior es sobresaliente en ambas considerando lo pequeñas que son por fuera y las segundas filas de asientos en ambas aceptan cómodamente a dos pasajeros, pero con un tercero más justo. Eso sí, la cajuela le da la ventaja a la española, con 400 litros homologados de capacidad por 370 de la italiana.

Ventaja: SEAT Arona

Tecnología y conectividad

Este es un punto más superficial de la cabina y en el que a decir verdad, están muy parejas. La SEAT Arona estrenó nuevo tablero con pantalla táctil flotante de 9.2 pulgadas con cuadro de instrumentos digital de serie en versión Xperience, por una pantalla central de 10 pulgadas en la FIAT Pulse cuya interfaz UConnect parece más intuitiva y con un cuadro digital de siete, en ambos casos con Android Auto, Apple CarPlay y carga inalámbrica.

Otros detalles de equipamiento que destacan llegan con la cámara de reversa, con sensores delanteros y traseros, clima electrónico y un inteligente sistema de estacionamiento semiautónomo, este último, solo en la SEAT.

Ventaja: FIAT Pulse

FIAT Pulse

Equipamiento de seguridad

En este punto, dependerá mucho de las prioridades. Como hemos dicho en múltiples ocasiones, ponemos por encima a las bolsas de aire sobre las ayudas de conducción. Curiosamente, la FIAT Pulse tiene una suite completa de ayudas avanzadas que no está presente en la SEAT Arona, como la alerta de colisión con frenado autónomo de emergencia, asistente de mantenimiento de carril y regulación automática de luces altas.

La Pulse tiene en contra que cuenta solamente con cuatro bolsas de aire, olvidándose de las de tipo cortina que son un estándar en esta categoría y que sí tiene la Arona, para un total de seis.

Ventaja: SEAT Arona

Tacto de conducción

De como se manejan, hay mucho que decir. En este sentido, la española encanta por su tacto claramente europeo, pues de nuevo, se trata de un producto global desarrollado para aquel mercado, con chasis sólido y responsivo y una dirección ligera, rápida y comunicativa, que le dan ese tacto ágil que la caracteriza y al que estamos acostumbrados de los modelos europeos con la arquitectura MQB-A0, grupo dentro del que también está el Ibiza y hasta el Audi A1.

Por su parte, la FIAT tiene sus ventajas, como es que su suspensión opera en silencio y también es más blanda en términos absolutos, lo que le resta agilidad, pero con un nivel de retroalimentación cercano de la dirección.

En la prueba de frenado, quedan parejas pero con ligera ventaja para la SEAT, que frenó en 39.2 m desde 100 km/h por 39.9 m de la FIAT, con discos en las cuatro ruedas y mejor resistencia a la fatiga para la Arona, por los tambores en el eje trasero de la Pulse, que pierden efectividad en el tercer ejercicio y se estiran por encima de los 41 m.

Ventaja: SEAT Arona

Valor por el dinero

El apartado final. La FIAT Pulse tiene una versión de entrada con transmisión manual por $354,000, que no se ofrece en la SEAT Arona, arrancando desde $401,900, 50 mil pesos más arriba pero ya con una caja automática. Desde ese punto, sí que van más parejas, pues las tres versiones automáticas de la FIAT quedan desde $384,000 hasta $449,000, mientras que Arona va de los citados $401,900 hasta $464,900, unos 15 mil pesos más versión por versión que la italiana.

¿Valen la pena? La respuesta sencilla es que sí, por lo que se obtiene de más no solo en equipamiento, sino en tacto y chasis, algo que no cambia de versión en versión. Vale la pena mencionar a la versión Audace de la Pulse, que ya por $411,000, a la par prácticamente de la Arona más sencilla, pierde solamente el cuadro digital en favor de una pantalla TFT de 3.5 pulgadas, el exterior bitono, el ajuste de profundidad y los sensores delanteros, pero mantiene el sistema de infotenimiento y las asistencias de manejo, por un precio que nos parece muy bueno.

Entonces la conclusión es que si vas a comprar en el rango inferior a los 400 mil pesos y hasta los 411 mil, vale la pena la FIAT, mientras que si vas a gastar 450 mil, te conviene ir por la versión intermedia o tope de la SEAT.

FIAT PulseSEAT Arona
Drive TM: $354,000
Drive Plus CVT: $384,000Reference: $401,900
Audace CVT: $411,000Style: $431,900
Impetus CVT: $449,000Xperience: $464,900
.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.