.

KIA Sonet 2024, primer contacto de manejo

   

Kia Sonet es un nuevo jugador en un segmento que crece rápidamente y que exige diseño, espacio, tecnología y precio

Kia Sonet 2024 viene a cubrir un espacio entre la espectacular Soul (que parece que solo me gusta a mi) y la Seltos, que ha crecido en tamaño, gama y precio, así es que Sonet encaja perfecto en el escaparate de SUVs de la marca.

Este relativamente nuevo segmento de mini SUVs donde participan modelos como Chirey Tiggo 2 Pro, Chevrolet Groove o Toyota Raize, gozan de popularidad pues ofrecen una imagen de camioneta, (algo que gusta mucho en México), en algunos casos un poco más de espacio que sus variantes de sedán y precios mucho más accesibles que las SUVs compactas.

Chirey Tiggo 2 Pro

Kia Sonet nace para mercados emergentes como la India. No hay mucha información a detalle pero parece que está desarrollada en una variación de la plataforma del Rio (en el mercado local le llaman K2), o algo cercano al Hyundai Grand i10 por ejemplo.

Ahora llega fabricada de China, misma planta donde la marca produce la nueva Seltos que ya manejamos y de la que no hay queja en términos de calidad.

Mide 4.1m de longitud pero con una distancia entre ejes de 2.5m, lo que le permite ofrecer un espacio real para cuatro pasajeros (un tercero en la banca trasera iría apretado) y una cajuela de 374 litros que en términos prácticos da espacio para cuatro maletas medianas pues la boca de entrada y el espacio es muy cuadrado.

Del mismo modo tenemos una marcha que sí califico de estable a pesar del tamaño. Las llantas están lo más alejadas del centro y la plataforma, a pesar de que el esquema posterior de la suspensión es de un eje de torsión posterior es confortable para los pasajeros posteriores y permite el buen espacio de la cajuela.

La amortiguación en la Kia Sonet la califico sin lugar a dudas como suave, perceptible sobre todo en caminos de curvas cuando vamos a buenos ritmos de velocidad con un eje posterior que tiende a balancear más, pero que la marca logra contener y dar ese equilibrio entre confort y manejo.

La conducción es agradable, el motor es el 1.5 litros que conocemos en Seltos, por ejemplo, con la misma combinación con la caja IVT que funciona de maravilla.

La caja es muy proactiva y logra sacar jugo a cada caballo y libra de torque. En lo personal me gusta lo rápida que es para simular los cambios ascendentes y conseguir buenas cifras de velocidad y lo efectiva para acomodar el mejor rango de giro para tener el torque suficiente para rebases o recuperaciones.

La versión tope que probamos, la SX, tiene modos de manejo Normal, Eco, Sport que sí gestiona principalmente el comportamiento de la caja, permitiendo exprimir un poco más al motor.

La dirección me pareció bastante firme para un auto con este enfoque de SUV más citadino pero que no desmerece a la hora de atacar un camino de curvas: permite saber qué pasa con las ruedas, no es precisa como deportivo, pero sí comunicativa y con buen feedback.

Solo las llantas, unas Nexen, no son mi apuesta favorita para un auto que seguramente con unas mejores imprimiría más confianza. Ya tendremos oportunidad de hacer nuestras pruebas y medir datos de distancia en frenada donde los neumáticos salen a relucir su efectividad o no (sobre todo note que se calentaban muy rápido en la zona de curvas rumbo a Puerto Vallarta).

En general es un SUV que tiene mejor imagen y equipamiento que el Soul, parece más SUV, es más amplia y suma ya asistencias ADAS a la conducción (monitor de punto ciego, centrado de carril, seguimiento del auto delantero).

El manejo en la Kia Sonet, por mucho, me parece el mejor de la oferta de este tamaño, quizás solo cuestionable por SEAT Arona que es impecable en la plataforma, pero se queda algo anémica con el motor para sostener buenos ritmos en autopista.

En ciertos tramos logramos mantener paso por encima de la norma (150-160 km/h) con la idea de comprobar la efectividad de la plataforma y buen feedback de la dirección. Insisto, por mucho la que mejor que se maneja dentro de la oferta con una buena combinación entre confort y conducción.

Los materiales, a pesar de ser duros en muchas partes están muy bien ensamblados, hay combinación con plásticos suaves y formas y diseño que rematan muy bien y recuerdan a modelos mayores de la marca.

El equipo de sonido cumple y tenemos Android Auto y Apple Car Play inalámbricos, clima electrónico, pantalla de 10.25” con el ya conocido y efectivo sistema operativo de la marca y muchos conectores para adelante y atrás, incluyendo doble salida de aire acondicionado para las plazas traseras.

Ahora bien, por precio, la versión que me parece la mejor compra es la intermedia de Kia Sonet, la de 402,900 pesos, ya con la caja IVT y mucho equipamiento de confort.

Subir a los 425,900 pesos para sumar quemacocos, los sistemas de ADAS y los asientos ventilados, la pone peligrosamente a competir, por ejemplo, contra una Mazda CX-30 con motor 2.5l, 186 hp sí, sin tanto equipamiento, pero una plataforma más grande, más espacio y mecánica más capaz entre otras cosas, o incluso su prima hermana Hyundai Creta, con el mismo motor y caja, sin tanta carga tecnológica, pero más espacio.

Si quieres más información de los detalles de equipamiento de la Kia Sonet checa este link y en breve tendremos una prueba completa del producto para darte más datos de nuestras propias pruebas de evaluación de consumo y desempeño.

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.