La nueva Mercedes-Benz Clase G se actualiza

   

La Mercedes-Benz Clase G se ha mantenido casi igual siempre, pero para esta actualización hay algunos cambios importantes. Las novedades principales no alcanzan lo visual, sino el rendimiento, ahora con nuevo trenes motrices electrificados.

La gama de motores ahora agrega tecnología híbrida suave que se ofrece en ambos modelos, el Mercedes G550 y el G63 de AMG. El G550 deja atrás el V8 y adopta un motor turbo de seis cilindros en línea de 3.0 litros , combinado con un generador de arranque integrado que añade 20 caballos de fuerza y 148 lb-pie de torque, para un total de 443 hp 413 lb-pie.

La variante con el doble bancada de ocho cilindros ofrecía 416 caballos de fuerza y 450 lb-pie, por lo que el nuevo G550 gana en potencia pero sacrifica un poco de torque. El conjunto cuenta con una transmisión automática de 9 velocidades mejorada, tres bloqueos de diferencial, entre otras optimizaciones.

Por otra parte, la versión G63 también se ha actualizado y promete aún más rendimiento en carretera y fuera de ella. Utiliza el mismo generador de arranque de 20 caballos de fuerza, pero en este caso trabaja con un V8 biturbo de 4.0 litros, lo que lleva al SUV a acelerar hasta 97 km/h en 4.2 segundos, 1.1 segundos más rápido que el G550.

La tecnología híbrida en el G63 no aumenta las cifras de potencia en papel, que siguen siendo de 577 hp y 627 lb-pie, sin cambios respecto al año anterior. Sin embargo, se espera que mejore la respuesta a bajas revoluciones y tenga un impacto positivo en el consumo de combustible.

Más mejoras

La Mercedes-Benz Clase G no sólo tiene actualizaciones en tren motor; la suspensión activa es una opción disponible solo para el G63. Esta suspensión elimina la necesidad de barras estabilizadoras tradicionales, mejorando la capacidad de las ruedas para adaptarse a terrenos irregulares y mejorar el manejo en carreteras normales.

El G550 también ofrece características como el control digital Offroad Cockpit y la función de cofre transparente, que utiliza cámaras para mostrar los obstáculos debajo del vehículo.

El sistema de infoentretenimiento ahora cuenta con pantalla táctil, lo que facilita su uso. Otras adiciones incluyen portavasos climatizados, carga inalámbrica para teléfonos y un sistema multimedia mejorado para los asientos traseros.

Mercedes también ha ampliado su programa de personalización Manufaktur para aquellos que desean hacer que su nuevo G se destaque aún más. Aunque los precios aún no se han anunciado, se espera que el G550 esté alrededor de 150,000 dólares y el G63 alrededor de los 190,000 billetes verdes, aproximadamente.

Se espera que a finales de este año o en 2025 se revele la opción eléctrica de la Clase G.

© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.