General Motors Defense aumenta la producción de su vehículo militar

   

General Motors Defense o GM Defense, ya ha entregado más de 300 ejemplares del ISV a la fuerza militar de los Estados Unidos.

General Motors Defense recibió el visto bueno del ejército de los Estados Unidos para comenzar la producción de su vehículo militar lanzado en 2020.

El ISV se basa en la Chevrolet Colorado ZR2 y se fabrica con un 90% de piezas comerciales listas para usar, incluyendo muchos componentes de Chevrolet Performance y amortiguadores de válvula de carrete doble Multimatic.

También cuenta con amortiguadores de rebote, ballestas traseras de largo recorrido, brazos de control superiores de ángulo alto, eje de transmisión de acero, semiejes con estrías esféricas, placas protectoras debajo de la carrocería, llantas de 35 pulgadas y un sistema de enfriamiento de Chevrolet Performance.

GM Defense recibió un contrato de más de 200 millones de dólares en 2020 para “construir, desplegar y mantener” el ISV. Se han entregado más de 300 ejemplares al ejercito estadounidense, muchos de los cuales se destinaron a las Divisiones Aerotransportadas 82 y 101.

GM Defense diseñó el vehículo militar para que sea lo suficientemente liviano y compacto como para ser cargado en helicópteros. Está propulsado por un motor turbodiésel Duramax de cuatro cilindros y 2.8 litros que produce 186 hp y 369 lb-pie de par. El motor está acoplado a una transmisión automática de seis velocidades. La empresa está construyendo inicialmente 649 ISV para las fuerzas armadas.

© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.