.

Volvo hizo negocio con Corea del Norte en los setentas, y salió mal

   
Volvo en Corea del Norte

La historia es curiosa, porque Volvo le vendió 1,000 unidades del 144 a Corea del Norte en 1974, pero nunca les pagaron.

La industria automotriz global tiene historias intrigantes y esta es una de ellas, porque involucra a un país tan misterioso como Corea del Norte, que en pleno año 2023 sigue totalmente aislado del resto del mundo y a Volvo, la conocida marca sueca ahora propiedad de la china Geely.

La historia comienza porque en los sesentas, la economía del país asiático empezaba a florecer gracias a su industria minera, apoyada por la Unión Soviética. Se pronosticaba un gran desarrollo económico para la joven nación luego de la Guerra de Corea. En Suecia, una alianza socialista presionaba a su gobierno para que reconociera a Corea del Norte como país, viendo en ella una buena oportunidad para hacer negocios y Volvo fue una de las primeras empresas que trató de sacar provecho.

Volvo en Corea del Norte

En el año de 1974, envió 1,000 unidades del Volvo 144 a Corea del Norte, pero el entonces líder Kim Il-Sung, nunca pensó pagarles.

50 años después, todavía están en circulación

Muchos de estos autos todavía funcionan, algunos con autopartes locales hechas a la medida, usándose como taxis en las calles de Pyongyang, la capital. De hecho, esos Volvo verdes se ven a menudo en las pocas fotografías que existen de aquel país y parecen estar en buen estado, sumado a que el motor era robusto y extremadamente durable.

Eso habla maravillas del Volvo 144, pues tienen casi 50 años rodando por las calles de Corea del Norte, que en ocasiones no están ni pavimentadas. Además, se sabe que muchos dueños ni siquiera están en posición de darles el mantenimiento apropiado, lo que habla de lo fiables que son.

Volvo 144 en Corea del Norte

La deuda por esas unidades asciende a más de 400 millones de dólares, contando los intereses de casi cinco décadas, pero cada auto está valuado en menos de dos mil dólares, por lo que devolviéndolos no se cubriría ni siquiera una pequeña fracción de la deuda, que inicialmente se calculó en 65 millones de dólares.

Increíblemente, Suecia todavía calcula el monto adeudado dos veces por año y envía notificaciones de pago a Pyongyang, Corea del Norte, por esos Volvo, aunque el país asiático ha hecho oídos sordos una y otra vez.

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.