.

Hidrógeno: El posible combustible del futuro para los deportivos de Gazoo Racing

   

Los motores de combustión interna son un compromiso para Gazoo Racing, quienes pretenden conservar su herencia y vocación deportiva. No obstante, la división más agresiva no especifica que serán impulsados por gasolina y dejan entrever que el hidrógeno puede ser la respuesta.

En declaraciones recientes, un ejecutivo de este brazo deportivo de Toyota aseguró que su compromiso es mantener los coches de combustión interna tanto como sea posible, pero las regulaciones pueden ser un impedimento.

Es ahí donde entra la nueva visión de los japoneses, pues recientemente han apostado por experimentar con el hidrógeno y es ahí donde Gazoo Racing puede encontrar ese “sweet spot” para complacer a los más entusiastas.

Dentro de la visión de Toyota, convertirse a una marca totalmente eléctrica no suena como algo posible, pero, afortunadamente, existen alternativas más amigables con el ambiente, y los nipones ya experimentan con ellas para deshacerse del exceso de su huella de carbono.

Actualmente, Gazoo Racing tiene dos prototipos de GR Yaris impulsados por este gas, de hecho, los vehículos corren en una competición japonesa, mostrando que la deportividad y las bajas emisiones pueden compartir escenario.

Por otra parta, Toyota ya trabaja también en el desarrollo combustibles ecológicos, elemento que en la actualidad no luce tan viable, pues, aunque ya existen opciones amigables, el precio de producción actual sigue siendo superior al de la gasolina convencional.

Si algo queda claro, es que los japoneses no van a declinar en dos de sus visiones. La primera de ellas es complacer a su mercado más entusiasta con los coches con la puesta a punto de Gazoo Racing. El segundo, seguir con su compromiso que pretende bajar las emisiones contaminantes globales en el mediano plazo.

No descartes que en el futuro los deportivos no solo serán capaces, también tendrán un menor impacto ambiental. 

.
© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.