Puedes ser dueño del Nissan GT-R que Paul Walker diseñó y manejó en Rápidos y Furiosos

   

Paul Walker pidió este Nissan GT-R Skyline a medida y que apareció en la cuarta entrega de la saga… ahora puede estar en tus manos.

Paul Walker sin duda fue uno de los personajes más importantes de Rápidos y Furiosos, y ahora su GT-R puede ser tuyo.

El auto también fue conducido por Walker en la película. Ahora, después de muchos años como una pieza de exhibición estática, el icónico GT-R se ofrece a la venta al público.

Este auto no parece que haya sido de su propiedad realmente. En cambio, lo especificó con elementos especiales para la franquicia, antes de que apareciera en la cuarta película titulada “Fast & Furious”.

Esas modificaciones incluyen un intercooler de montaje frontal Turbonetics, un escape NISMO NE-1 y una conversión de freno Rotora. Bonhams dice que el automóvil genera 550 hp. No obstante, tiene un gran monitor en el tablero, asientos de carreras OMP personalizados y una unidad principal de Sony.

Este Skyline en particular presenta un poco más de su historia que solo su participación en la saga. Una vez que se completó la filmación, el gobierno de EU incautó el automóvil. Evidentemente, no gustó la forma en que Kaizo Industries, ingresó el vehículo al país. Kaizo había importado el automóvil como una carcasa y luego lo unió con un motor RB26 y llamó a todo un “kit de automóvil”.

Después de lo que Bonhams dice que fue una “larga batalla legal”, el auto terminó siendo exportado a Alemania. Permaneció allí como una pieza de exhibición estática hasta esta subasta. Bonhams que quien lo compre le eche un buen vistazo antes de quedárselo.

La subasta tendrá lugar entre el 28 de abril y el 5 de mayo en Bruselas. En particular, solo pueden participar aquellos que hayan pasado por el programa mejorado de verificación de ofertas de Bonhams. La casa de subastas no incluye un precio orientativo en el Skyline.

¿En cuánto crees que se venderá? Te leemos.

© 2024 AUTO ANALÍTICA. Todos los derechos reservados.